ORIENTACIÓN Y FP DUAL

Proyecto impulsado por:

Logo Funcadación Bertelsmann Logo Caixa Bank

Orientación

Al finalizar la escolarización obligatoria, muchos jóvenes deben decidir qué camino tomar. En este contexto, una orientación académica y profesional de calidad puede contribuir a ofrecer horizontes estimulantes. En un contexto con el actual, de grandes cambios y tan marcado por la digitalización y la innovación constante, la FP y más en concreto, la FP Dual son una buena fórmula para adaptarse a las demandas de cualificación que se plantean desde el mercado de trabajo.

Para muchos jóvenes es fundamental la toma de decisiones, el acompañamiento y la elección de un itinerario formativo adecuado a sus intereses y también a sus expectativas de inserción laboral. Y para ello, es necesario primeramente disponer de información vocacional de calidad. En esa tarea, el rol de los centros de FP es clave ya que constituyen un espacio privilegiado para conectar, para acercar el mundo de la empresa, el mundo de las profesiones, a los jóvenes y a sus familias.

Muchas veces la labor de orientación dentro de los centros parece que es cosa únicamente del orientador o de la orientadora. En realidad, hay una dimensión orientadora en la labor que llevan a cabo todos los miembros de la comunidad educativa: profesorado, tutores, orientadores, familias y antiguos alumnos, etc.

La idea de partida es que la mejor orientación es una tarea compartida por parte de todos los agentes del centro cada cual desde sus funciones, a lo largo de toda la etapa. Dicho de otro modo, la mejor manera para incorporar la FP Dual en el centro es hacerla visible, tangible, accesible y de valor durante la etapa.

El profesorado de aula es el principal actor en los procesos de orientación del alumnado por dos razones muy evidentes:

  1. Están con ellos durante toda la escolaridad.
  2. A través de sus respectivas asignaturas pueden introducir conceptos clave para la orientación como la motivación, la autoestima o el interés vocacional.

Los tutores también son unos potentes aliados para la orientación por su papel en el seguimiento del progreso educativo de su grupo, por la interlocución con las familias, por la coordinación con el resto de docentes, por su labor tutorial, etc.

A menudo son un referente clave para su grupo-clase y tienen la posibilidad de ofrecer de primera mano y en el contexto de las acciones tutoriales desplegadas a lo largo del curso información útil sobre la FP Dual, la oferta formativa existente en el territorio, los sectores profesionales de referencia en él, etc.

Destaca también su rol de interlocución con las familias en el marco de sesiones grupales y también individuales para el seguimiento del progreso de los alumnos. En estas sesiones, se puede plantear, en función del nivel de la etapa, la cuestión de los itinerarios postobligatorios e incorporar la FP Dual como opción de valor a partir de información contrastada.

Los orientadores son los responsables formales de la orientación. Atienden casos individuales y pueden coordinar las acciones que el resto del profesorado desarrolla en el centro. Además, también se relacionan con familias y con agentes externos al centro para coordinar otro tipo de acciones de carácter transversal, puntual o individual.

A ellos les corresponde coordinar todas las acciones de orientación del centro y apoyar al profesorado en su labor orientadora también con relación a la modalidad dual, llevando a cabo tareas como:

  • Informar sobre las características generales de la FP Dual y sobre los aspectos psicopedagógicos específicos de esta modalidad.
  • Incorporar los itinerarios formativos que conectan con la FP y la FP Dual en el plan de acción tutorial del centro.
  • Coordinar la combinación de la infusión curricular con actividades de síntesis o actividades puntuales dirigidas a todo el alumnado de un nivel o a sus familias, así como el seguimiento de los indicadores generales del centro.
  • Organizar jornadas, charlas, visitas u otras actividades de descubrimiento y aproximación a la modalidad formativa, tales como centros de FP, servicios de orientación de la localidad, empresas participantes en esta modalidad formativa, etc.

El grupo de iguales y sus familias son potentes prescriptores de los itinerarios del alumnado, aunque su rol no esté profesionalizado. En la medida en que son los destinatarios directos (e indirectos) de las acciones de orientación que se realizan en el centro, se debe considerar su colaboración en este ámbito.

Por ejemplo, en la sensibilización sobre la FP Dual a través de actos y actividades (algunas familias pueden tener un contacto directo con esta modalidad formativa y pueden colaborar con actividades de información organizada en el centro). O los exalumnos que han seguido esta modalidad formativa con éxito y que también pueden ser aliados para explicar su experiencia, a través de charlas o sesiones informales de presentación con grupos de alumnos.

Los representantes de los sectores productivos o de la Administración local encargados de la orientación en el municipio también pueden tener un papel relevante.

Los centros educativos pueden encontrar en ellos auténticos aliados y colaboradores en la tarea orientadora en momentos clave. Por ejemplo, una persona responsable de Recursos Humanos de una empresa o un profesional que haya realizado su formación en modalidad dual y esté ya trabajando pueden colaborar con el centro en actividades puntuales información y difusión de la FP Dual.

También pueden acoger visitas organizadas para conocer de cerca esta modalidad, especialmente en lo que se refiere a la actividad desarrollada en el contexto productivo.

La FP

La FP Dual

Una nueva forma de aprender

CONOCE LA FP DUAL

Descubre la publicación impulsada por CaixaBank Dualiza y
Fundación Bertelsmann.

CASOS DE ÉXITO

Descubre los proyectos y centros educativos de referencia.
los Estudiantes FP Dual te cuentan su experiencia

Lista de usuarios del chat