Plataforma impulsada por la Fundación Bertelsmann

FP DUAL

¿CÓMO EMPEZAR CON LA FP DUAL?

Elegir la especialidad formativa en que se quiere formar a los aprendices

La empresa debe informarse sobre los diferentes ciclos formativos existentes y decidir cuál es el que más se adapta a sus características. Si éste no se imparte en su entorno, cabe la posibilidad, en caso de existir demanda suficiente y perspectivas razonables de futuro, de solicitar a la administración o al centro educativo que lo oferte para un futuro proyecto, o bien que adapte uno ya existente a las necesidades específicas de la empresa o del sector.

Definir el número de plazas de formación y la modalidad de contratación.

La empresa debe decidir, según su capacidad y los requisitos que fijan las diferentes Comunidades Autónomas, el número de estudiantes que puede acoger para realizar una FP Dual. En la modalidad de contratación a escoger, contrato o beca, influye lo establecido por las diferentes Consejerías de Educación. Para conocer la normativa de aplicación de la FP Dual en cada Comunidad Autónoma, haz click aquí.

Establecer relación con el centro o administración educativa

A continuación, debe contactar con el centro educativo o la Consejería de Educación de su Comunidad Autónoma, para informarle de que la empresa ha decidido participar en un proyecto de FP Dual.

Escoger y formar al tutor de empresa

La empresa, a continuación, debe elegir entre los miembros de su plantilla a uno o varios trabajadores para que se conviertan en tutores y/o formadores de los futuros aprendices. Es importante que estas personas cuenten con experiencia profesional y motivación para formar y supervisar a los aprendices. Asimismo, es aconsejable que reciban una formación como tutor o formador de empresa, para realizar esta nueva función con mayores garantías de éxito.

Planificar la formación

Empresa y centro educativo deben acordar cómo se distribuirán los contenidos del ciclo formativo, es decir, qué actividades se realizarán en el centro educativo y cuáles en la empresa, así como fijar el calendario, la programación, el seguimiento, las reuniones entre tutores de ambos centros, y todo aquello necesario para el desarrollo de la formación.

Firmar convenios entre las partes

Una vez pactados con el centro educativo o la correspondiente Consejería de Educación todos los aspectos relacionados con la formación, es necesario formalizarlo todo en convenios y/o acuerdos que varían según la Comunidad Autónoma.

Participar en la selección de los estudiantes

Para el buen funcionamiento de la FP Dual es importante que la empresa participe en la selección de estudiantes.

Formalizar la relación empresa-estudiante

Una vez seleccionado, el estudiante y la empresa se deben firmar toda la documentación necesaria, para regular derechos y obligaciones de ambas partes.

Planificar la acogida

Antes de recibir al alumno en las instalaciones de la empresa, hay que planificar su llegada. Para muchos jóvenes la FP Dual representa el primer contacto con el mundo laboral, un reto que afrontan con ilusión y, en muchos casos, con nerviosismo, y la empresa debe estar preparada para este momento con un buen sistema de acogida.

Lista de usuarios del chat