Artículo- 26/10/2017

La FP Dual en los centros educativos: visiones del profesorado

Noticia

El modelo de Formación Profesional Dual vigente en España combina un mínimo del 33% del tiempo de formación en la empresa, por lo que el desarrollo de una red de empresas formadoras es uno de los elementos más críticos para la extensión de la FP Dual. Aun así, es evidente que la formación en el centro educativo es esencial para el éxito del modelo ya que aporta el conocimiento base para un aprendizaje más eficiente en la empresa. Así pues, ¿qué visión tiene el profesorado de la implementación de la FP Dual en los centros educativos?

En el marco de la Alianza para la FP Dual se ha desarrollado un estudio que tiene como objetivo contrastar la visión sobre la situación de la FP Dual entre los centros identificando las facilidades y barreras que tienen. El informe, llevado a cabo por el grupo de investigación EFI de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), y coordinado por Nestlé y la Fundación Bertelsmann en el marco del Grupo de Trabajo de Centros Educativos de la Alianza, pone sobre la mesa los principales problemas observados hasta el momento por parte de la comunidad docente, y propone mejoras dirigidas a empresas, centros de formación y Administración Educativa. Para el informe se ha utilizado una muestra de 415 centros educativos (883 profesores de FP) de Cataluña, Madrid, Andalucía, Castilla y León y Asturias.

Las dificultades de implantación de la FP Dual

Mientras que la FP Dual es uno de los sistemas formativos más valorados a nivel internacional y ha resultado ser una solución a los problemas de inserción laboral y desempleo juvenil en muchos países centroeuropeos[1], en España esta modalidad formativa está poco implantada. Según datos de la Fundación Bertelsmann, la elección de la dual en España se reduce a un 3% aproximadamente de los estudiantes de FP. El éxito es claro: un 70% de los que realizan el programa se incorporan de forma directa a las plantillas de las empresas en las que han realizado sus aprendizajes, frente a un 50% de los alumnos que cursan la FP tradicional.

Según el estudio, algunas de las principales barreras para la implantación en España son:

  • La dificultad de encontrar empresas donde los alumnos puedan realizar su formación se presenta como el mayor obstáculo. El profesorado lo asocia a la falta de información por parte del mundo empresarial sobre este sistema, y critica que la búsqueda de empresas recaiga en los centros de formación. La falta de puestos de aprendiz en las cercanías de los centros, especialmente en zonas geográficamente más alejadas, lo dificulta aún más.
  • En general, el desconocimiento por parte de las empresas acerca de la FP Dual se evidencia como una de las principales barreras, al tratarse de una de las partes implicadas más relevantes. Gran parte del profesorado percibe que, en el caso de las pymes, la dificultad para desarrollar la Dual se incrementa. Sin embargo, algunas investigaciones evidencian que las prácticas ofertadas por las pymes pueden ser de calidad equiparable a las de las grandes empresas[2]. En los sistemas de Alemania y Suiza, las pymes ofrecen la gran mayoría de las plazas de aprendiz.
  • Los recursos otorgados por la Administración. En general, en los centros de titularidad pública el profesorado incide más en las dificultades y obstáculos que supone la implantación de la FP Dual, y reporta una percepción más negativa en relación a los beneficios y oportunidades que se obtienen de su implementación. Los centros privados y concertados valoran de forma más positiva los beneficios que supone este sistema para mejorar las competencias y la inserción laboral de los alumnos.
  • El poco reconocimiento de la Administración hacia la figura del tutor en esta modalidad y el tiempo disponible de esta figura para realizar el seguimiento apropiado con sus alumnos es otra de las barreras identificadas
  • La gestión de la documentación requerida por la Administración, que requiere mucha dedicación por parte del profesorado en meras tareas administrativas
  • El nivel competencial de los alumnos procedentes de Ciclos Formativos de Grado Medio (CFGM). La comunidad docente que ha trabajado con el sistema dual destaca que el nivel competencial de este grupo de estudiantes representa una barrera para realizar FP Dual. El estudio revela que la carencia se da especialmente en competencias transversales, como en la comunicación, la responsabilidad, el grado de implicación o la iniciativa.
  • La falta formación de los profesores que imparten la FP Dual. Según el informe, sólo tres de cada diez de los profesores de FP han recibido formación específica sobre esta modalidad. En los centros donde ya se aplica la Dual, seis de cada diez han participado en acciones formativas. Unas cifras que el informe considera que “encienden la luz de alarma”, ya que cualquier introducción de cambios requiere formación específica.

En general, el desconocimiento por parte de la comunidad empresarial genera desconfianza en una parte del profesorado, que teme que la empresa sólo se implique en la FP Dual por interés en formar a sus propios especialistas, sin involucrarse lo suficiente en la parte educativa, e incluso utilizar los aprendices para reemplazar a trabajadores.

Asimismo, el estudio pone de manifiesto que en los centros en los que se combinan ambas modalidades de FP, la mayoría del profesorado opina que esto ayuda al desarrollo de la Dual. Paradójicamente, en los centros donde no se realiza este tipo de formación, creen que lo dificultaría.

Propuestas de mejora

El informe propone iniciativas de mejora a cada una de las barreras identificadas, entre las que destacan:

  • Facilitar a las pymes españolas la implicación en el sistema de la FP Dual, mientras al mismo tiempo se difunda entre la comunidad docente el éxito de los aprendices en las pymes.
  • Ampliar el número de empresas con convenio, consiguiendo que las condiciones económicas de los aprendices sean similares en todas ellas.
  • Realizar la selección del aprendiz conjuntamente con la comunidad empresarial (buscar el mejor candidato para cada puesto).
  • Emprender acciones para que los profesores de los centros públicos sientan reconocidos sus esfuerzos.
  • Dotar de más recursos a los centros, especialmente a los públicos, porque la combinación de ambos modelos, el dual y el tradicional, representa una mayor complejidad. 
  • Para hacer frente a la falta de competencias de algunos alumnos, sería necesario identificar el nivel competencial requerido en cada sector, además de formar al profesorado para potenciar el desarrollo de dichas competencias, especialmente las transversales.
  • Crear un sistema más homogéneo entre Comunidades Autónomas, que permita igualar las condiciones laborales de los alumnos, la duración mínima de la estancia en la empresa, la alternancia entre horas lectivas y prácticas, y la formación de los tutores.

A través de este estudio se ha plasmado la visión real que los centros educativos tienen sobre el desarrollo actual del modelo de FP Dual y sobre cuáles son las principales barreras que contribuyen a difundir el mayor avance en su implantación.

Desde la Alianza para la FP Dual seguimos colaborando con todos los agentes implicados a fin de seguir trabajando en la mejora de aquellos aspectos que resulten necesarios para el desarrollo de un modelo de FP Dual de calidad en España.

[1] Kottoff, 2011.

[2] Pineda et al., 2012.

Compartir en:

Comentarios

LO QUE DICEN DE NOSOTROS

Los promotores de la alianza