Skip to main content

logo with text

Los centros de formación profesional son el otro actor clave en la FP Dual. 

Tienen un papel fundamental ya que son los encargados de elaborar el plan de formación del itinerario dual específico para cada alumno, evaluar los conocimientos adquiridos por los aprendices y establecer los criterios sobre los que se desarrollará la formación. Además, tienen que coordinarse muy bien con las empresas para que se complemente adecuadamente la formación en los centros y en las empresas, para que los alumnos adquieran todos los conocimientos propios del ciclo en cuestión.

La FP Dual es una formación en alternancia. El estudiante-aprendiz alterna entre el centro educativo y la empresa (por ejemplo 2 días a la semana en el centro y 3 en la empresa) y ello introduce mucha complejidad en los centros educativos, por ejemplo, en los horarios de las clases. 

La principal característica y gran ventaja de la FP Dual es la participación relevante de la empresa en la formación. Permite a los centros estrechar los lazos con las empresas, algo fundamental cuando hablamos de una formación orientada a las profesiones. 

El desarrollo de los primeros proyectos de FP Dual de calidad en España indica que los beneficios de este contacto más estrecho (estancias de profesores en las empresas, profesionales de las empresas que van a los centros a ofrecer su conocimiento o el uso de tecnología de las empresas por parte de los centros) está empezando a dar sus frutos. 

Existen diversas formas de relación entre empresa y aprendiz: convenio, beca o  contrato. La retribución de los aprendices es un elemento de calidad que desde la Alianza queremos reivindicar y extender a todas las empresas que participan en el sistema dual.

Las experiencias de implantación de FP Dual en otros países, así como las primeras experiencias en España, confirman que esta modalidad de formación genera una inserción laboral similar a la de los graduados universitarios y que es una de las mejoras maneras de formar y reclutar talento para las empresas. Además, la FP Dual puede aportar mucha innovación a vuestros centros de formación profesional.

¿Qué ventajas tiene ofrecer FP Dual en tu centro educativo?
1
Proporcionar a los estudiantes mayores posibilidades de inserción laboral.
2
Conocer las novedades y tendencias de las empresas, para transmitirlas en el aula a los estudiantes-aprendices y conseguir mayor interrelación con el tejido productivo del territorio de referencia.
3
Ampliar su oferta educativa y su prestigio e innovación al iniciar programas de Formación Profesional Dual.
4
Aumentar la demanda por parte de los estudiantes en los ciclos que se ofrecen en modalidad dual.
5
Actualizar al profesorado en las empresas: los profesores del centro pueden acceder a instalaciones, maquinaria y nuevas tecnologías con las que cuentan las empresas, y a las que el centro difícilmente puede tener acceso.