¿Qué es la Formación Profesional Dual?

La Formación Profesional Dual es una modalidad de formación profesional en España que combina la enseñanza en el centro educativo y el aprendizaje en la empresa.

El centro educativo y la empresa acuerdan cómo se repartirán los contenidos y el número de horas o días de estancia en cada uno con el objetivo de garantizar que los aprendices adquieran los conocimientos y competencias necesarias para desarrollar su profesión en el mercado de trabajo.

La duración habitual de un ciclo de FP Dual es de dos años, aunque la regulación permite que sea de hasta tres.

¿Qué diferencia la FP Dual de los planes tradicionales de prácticas en las empresas?

El cambio fundamental es que en la FP Dual la empresa participa activamente en la formación de los aprendices y puede adaptar e impartir los contenidos formativos de acuerdo a sus necesidades. Además, en la FP Dual, la formación en las empresas tiene reconocimiento y valor curricular.

La participación activa de las empresas en la formación de los aprendices implica:

  • Mejorar la inserción laboral de los jóvenes y dar también mejor respuesta a las necesidades de las empresas.
    La participación activa de las empresas en el proceso formativo de los jóvenes es una gran oportunidad para mejorar la adecuación de la formación profesional a las demandas de los sectores productivos y a las necesidades de las empresas. Un mejor encaje entre las necesidades del mercado de trabajo y la formación de los jóvenes sin duda contribuye a mejorar también las perspectivas laborales de estos jóvenes y a reducir la alta tasa de desempleo juvenil que sufre actualmente nuestro país. En el caso de los menores de 25 años, el porcentaje de los que no trabajan supera el 50%.
  • Más colaboración entre la empresa y el centro educativo.
    En este sistema de formación es muy importante la coordinación y el trabajo conjunto entre la empresa y el centro educativo, que acuerdan mutuamente los contenidos del título profesional y dónde serán impartidos. En general, el centro educativo se encarga de impartir los conocimientos teóricos mínimos e imprescindibles y la empresa completa el resto de contenidos, especialmente aquellos vinculados a la formación práctica.
  • Designar un tutor de empresa preparado para acompañar a los aprendices.
    Una figura clave para la garantía del proceso de aprendizaje es el tutor que la empresa designa a cada aprendiz o grupo de aprendices en el centro de trabajo y que actúa de nexo con los tutores de la escuela. El tutor de empresa desempeña la importante función de acompañar al aprendiz durante su estancia en la empresa y de involucrarle en el proceso productivo de ésta. Así mismo, es el responsable de supervisar y dirigir las actividades formativas en el centro de trabajo y valorar el progreso de los alumnos como parte de su evaluación final.
  • Establecer un acuerdo formal entre el aprendiz y la empresa.
    La relación entre el aprendiz y la empresa se establece bien a través de un contrato para la formación y el aprendizaje, o bien a través de una beca de formación. Ambas modalidades de permanencia en la empresa están bonificadas por la ley de manera que ésta puede beneficiarse de una reducción en sus cotizaciones a la Seguridad Social.
  • Remunerar al aprendiz por el trabajo realizado.
    El trabajo del aprendiz en la empresa está remunerado. En el caso de contrato laboral, la retribución es la establecida en convenio colectivo y no puede ser, en ningún caso, inferior al salario mínimo interprofesional en proporción al tiempo de trabajo efectivo. En el caso de la beca, la empresa gestiona el alta como becario en la Seguridad Social de cada uno de los alumnos durante el periodo de formación en el centro de trabajo.

Beneficios de la FP Dual para empresas, aprendices y centros educativos

Para las empresas:

  • La empresa puede modificar y organizar el contenido formativo de acuerdo a sus necesidades y ritmos de trabajo y, por lo tanto, le permite adecuar mucho mejor las competencias profesionales a sus necesidades reales y a las de su sector.
  • Mejora la estrategia de reclutamiento, reposición y relevo generacional de la empresa ya que ésta conoce con mayor detalle las competencias de sus aprendices y puede incorporar personal cualificado y formado en la cultura y los procedimientos de la empresa reduciendo los costes de adaptación de nuevos trabajadores.
  • La empresa establece una mayor relación de colaboración con el centro educativo que puede ofrecer oportunidades más allá de la FP Dual, como por ejemplo la acreditación de competencias de trabajadores en activo de la empresa en el centro educativo.
  • La empresa recupera durante el proceso de aprendizaje una parte importante de los costes de los aprendices ya que éstos aportan valor como trabajadores.
  • La empresa se beneficia de una reducción en sus cuotas a la Seguridad Social, tanto si la relación con el alumno es a través de un contrato para la formación y el aprendizaje o de un acuerdo de beca.
  • La empresa cuenta con aprendices más motivados y con mayor grado de implicación, productividad y fidelidad hacia ella.
  • La empresa puede incluir su participación en el sistema de FP Dual en su política de responsabilidad social corporativa.

Para los aprendices:

  • El aprendiz mejora su currículum profesional ya que obtiene una titulación con plena validez curricular y con una amplia aceptación en el mercado de trabajo.
  • El aprendiz puede continuar su formación hacia el grado superior o la universidad exactamente igual que en la versión clásica de la formación profesional.
  • El aprendiz mejora su proceso de aprendizaje al formarse en un entorno real de trabajo.
  • El aprendiz puede experimentar muchas más horas de aprendizaje en la empresa que en la formación profesional tradicional.
  • El aprendiz aprende, además del propio oficio, la cultura y los procedimientos de la empresa.
  • El aprendiz disfruta de una primera experiencia laboral en su sector profesional.
  • El aprendiz recibe una remuneración durante su estancia en la empresa, lo cual favorece una mayor motivación y estabilidad de éste durante su proceso formativo.
  • El aprendiz tiene una mayor probabilidad de continuar trabajando en la empresa al finalizar el proceso formativo.
  • Favorece la movilidad en el espacio europeo, pues la FP Dual de Grado Superior pertenece al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) y sus titulaciones tienen validez en todos los países adscritos al mismo a través del Europass.

Para los centros educativos:

  • El centro educativo incrementa y mejora el conocimiento y la comunicación con las empresas de su entorno.
  • El centro educativo mejora la detección de cambios en los sectores de producción y esto le permite actualizar de forma más eficaz las necesidades formativas y los contenidos de los módulos de formación.
  • El centro educativo puede convertirse en centro de referencia de los sectores profesionales de su ámbito profesional.
  • El contacto directo con las empresas posibilita que surjan otras posibilidades de colaboración, como charlas de profesionales, visitas a empresas, prácticas en empresas de alumnos del centro, estancias temporales en empresas de docentes del centro para actualizar sus conocimientos tecnológicos, etc.

Si te interesa saber más sobre la FP Dual.

  1. Pasos que debe dar una empresa para ofrecer plazas de FP Dual.
  2. Marco jurídico de la FP Dual en España.
  3. Implantación de la FP Dual en España.
  4. El fomento de la FP Dual en el contexto internacional.
  5. La tradición de la FP Dual en Europa. El modelo alemán.

LO QUE DICEN DE NOSOTROS

Los promotores de la alianza